Buscador

Twitter

Facebook

Publicidad

Entrevista a Carmen Candela Fuster, candidata a Hermana Mayor de la Hermandad de San Benito.

El Penitente
Compartir Noticia
Entrevista a Carmen Candela Fuster, candidata a Hermana Mayor de la Hermandad de San Benito.

Carmen Candela Fuster, candidata a hermana mayor de la Hermandad de San Benito de cara a las próximas elecciones del mes de junio. El lema para encabezar dicha candidatura es “Caminemos hacia la hermandad soñada”. De recibir el beneplácito de sus hermanos, se convertiría en la primera mujer en ostentar la vara dorada en la cofradía de la Calzá. Hermana desde pequeña, ha sido una mujer muy vinculada a su hermandad junto a su familia.

Desde estas líneas agradecer a Carmen que nos haya dado esta oportunidad, ya que es la primera entrevista que concede a los medios, y desearle mucha suerte en las próximas elecciones.


- Para comenzar la entrevista, ¿Por qué decide presentarse al cargo de hermana mayor?

Porque queremos trabajar por la hermandad, queremos avanzar, hacer cosas diferentes, estar al servicio de los hermanos, en conclusión, porque queremos trabajar. Creemos que es el momento para dar este paso, tanto en nivel profesional como personal, mío como de la candidatura.

- ¿Qué cambios contempláis a realizar que no se llevan a cabo actualmente en la hermandad? ¿Cuáles son los proyectos más importantes de tu candidatura?

El principal es el de aumentar la participación de todos nuestros hermanos, abrir las puertas de la hermandad y que todos se sientan como lo que es, su casa. Sabemos que la participación actual es escasa y queremos que eso sea un cambio radical.
Queremos trabajar en un proyecto como junta de gobierno, no por diputaciones. Que sea un trabajo global donde todos los hermanos estén implicados.
Hemos presentado un proyecto llamado “Vida de Hermandad” en el que los hermanos tienen la oportunidad de grabar sus audiovisuales que les permita dejarlos como un testimonio familiar y para toda la hermandad, todo ello para que se recupere el sentimiento de pertenencia, porque la hermandad sin sus hermanos no tiene ningún tipo de lógica.
Otro proyecto que hemos incluido y presentado ya en las redes sociales es el de la adaptación de los textos de nuestra hermandad a un lenguaje de lectura fácil. En este proyecto queremos adaptarnos a las necesidades de todos nuestros hermanos. Especialmente, a aquellos que tengan dificultad en la comprensión lectora y a las personas con discapacidad intelectual. Pero también a las personas que tengan problemas con la fluidez del lenguaje, problemas con el idioma, problemas de memoria u orientación. La finalidad, es reconocer los derechos que tenemos todas las personas a la comprensión de la información. Incluso realizar un pregón de la diversidad. Para todo ello, contamos con profesionales del sector.
Tenemos más proyectos, por ejemplo, vinculados a los mayores, que parece que ya se han dejado de lado y creemos que es de justicia reconocerle sus años al servicio de la hermandad creando un consejo de mayores.
También trabajaremos con los más pequeños y el grupo joven, como comenté al principio, buscamos que cualquier hermano sepa que esta es su casa y lo sienta como ella.

- Sería la segunda hermana mayor de las Hermandades de Sevilla, ¿crees que hay machismo en este colectivo? ¿Crees que podrías ser un espejo en el que hermanas, como las que participan en el grupo joven, puedan sentirse identificadas?

Si. Es cierto que cada vez hay menos, pero todavía faltan pasos para que se vea con normalidad y no sea noticia que me presente como hermana mayor. Llama la atención como la participación en las iglesias de las mujeres alcanzan un alto porcentaje, sin embargo, en las hermandades los porcentajes se invierten.
Yo me presento como hermana de San Benito, no como defensora de las mujeres porque en nuestra candidatura no hay distinción ni de sexo ni de raza, todos somos iguales ante los ojos de Dios.
Por suerte, las jóvenes lo vivirán con una normalidad que mi generación no la pudo vivir. No hace mucho era algo normal ver hermandades donde no había ni nazarenas. Afortunadamente, si seguimos este camino, ver a mujeres en un cargo como de hermana mayor no será algo extraordinario.

- ¿Qué sería para Carmen ser nombrada hermana mayor de la Hermandad de San Benito?

Me emociona solo con pensarlo, me resulta difícil explicarlo. Estamos inmersos en el trabajo previo, yo no me planteo esto como un objetivo, mi finalidad es que los hermanos cuando vean nuestro proyecto digan, esto es lo que yo quiero para mi hermandad.
Sabemos que este paso requiere mucho trabajo y responsabilidad, pero tenemos mucha ilusión y ganas.

- ¿Qué te une a tu hermandad?

Viene de familia, especialmente de mi padre que estuvo muy vinculado a la hermandad. Desde pequeños nos ha inculcado lo que es nuestra hermandad a mis cinco hermanos y a mí. Forma parte de nuestra vida cotidiana, lo tenemos integrado en nuestro día a día.
Estos últimos años se han realizado varios cambios en la estructura del Martes Santo, ¿tenéis algo planteado para la reestructuración del día?
Esto supone un acto de generosidad por parte de las personas que estén al cargo en ese momento. Hay que dialogar para que todos ganemos y nadie pierda. Cada junta de gobierno mirará por su hermandad, pero la solución es buscar el bien común. No debemos permitir que alguna hermandad lo pierda todo porque no estaría en el espíritu de lo que representamos.

- ¿Cómo está afectando la ausencia de subvención del Consejo de Hermandades y Cofradías a la hermandad?

Como sabéis, no se han podido realizar cabildos de cuentas en las hermandades, entonces no sabemos cuál es la situación económica actual. No debe ser una buena situación ya que es una parte importante de los ingresos. Si algo debemos aprender de esta situación, es que debe haber transparencia, de manera que cualquier hermano pueda saber la situación actual de la hermandad
Nosotros vamos a trabajar para que en todos los ámbitos haya transparencia y nuestros hermanos estén informados en todo momento.

- Bajo el punto de vista de Carmen, ¿qué le falta y que le sobra a la Hermandad de San Benito?

A la hermandad le falta que las puertas estén abiertas, que los hermanos se sientan escuchados. Le sobra la calidad humana, tenemos un gran patrimonio humano, pero carece de participación.

- Nos gustaría que nos dejara algún mensaje destinado a todos los jóvenes cofrades y en especial a los seguidores de nuestra app que pertenezcan a la Hermandad de San Benito.

Como he comentado anteriormente, lo mejor que tenemos es el patrimonio humano. Es nuestra obligación darle su sitio a todos los jóvenes que quieran acercarse a la hermandad, no solo la junta de gobierno, si no todos los hermanos. El futuro son ellos y el día de mañana habrá un cambio generacional, por lo que hay que cuidar de ellos, si no la hermandad nunca progresará.

- ¿Qué sueño te queda por cumplir?

Mi sueño es que la hermandad que tengo en la cabeza y por la que quiero luchar sea una realidad. Tomar esta decisión me ha costado mucho, se que me expongo y expongo a mi familia en boca de todos, pero merecerá la pena si al final la hermandad con la que sueño se hace realidad.
Para nosotros es importante que cuando los hermanos voten lo hagan con conciencia y sabiendo que programa están votando y en qué hermandad quieren que nos convirtamos.

En un minuto

- Una Hermandad.
Hermandad de San Benito.

- Un Cristo.
Santísimo Cristo de la Sangre.

- Una Virgen.
Nuestra Señora de la Encarnación.

- Un lugar para ver pasar una cofradía.
Cuesta del Rosario.

- Una banda.
Las dos de mi hermandad.

- Una marcha.
Encarnación Coronada.

- Un momento para recordar.
La Coronación de Nuestra Señora de la Encarnación en la Santa Iglesia Catedral.

Arriba!