El Obispado pone fronteras a las procesiones de los Grupos Parroquiales


En los últimos días distintas Agrupaciones Parroquiales han recibido un comunicado interno por parte de la Diócesis de Málaga informando de la normativa que impiden que sus cortejos procesionales trasciendan los límites de la feligresía a la que pertenezcan cada corporación.

Esto quiere decir, que ningún grupo parroquial podrá adentrarse en otro barrio para recorrer algunas de sus calles. En el caso del Grupo Parroquial de Verdad y Sagrario a partir de ahora no podrán salir del los límites del barrio de Carranque, por lo que la estación de penitencia que ya realizó el año pasado en la Ermita de Zamarrilla a partir de ahora será imposible, al menos que el Obispado cambie de opinión.

Con esta normativa la Diócesis busca poner frenos y un poco de sentido común a estas procesiones, que al no estar nombradas oficialmente como Cofradías o Hermandades por el propio obispado no podrán hacer uso de determinados "privilegios" como cualquier cofradía de Semana Santa. Además, de dar una mayor importancia al objetivo principal de estas procesiones, como establecer una mayor devoción y vinculo entre los propios barrios y dichas corporaciones.

De momento, la única corporación de Vísperas que se podría librar de esta normativa sería la Cofradía de Medinaceli, cuando en diciembre de 2013, el Obispado de Málaga autoriza la erección canónica como hermandad. Además de autorizar a los hermanos de Martiricos la estación de penitencia en el Patio de los Naranjos en el año 2015.


El Obispado pone fronteras a las procesiones de los Grupos Parroquiales